Bienvenidos.

1540

Hola.

¡Bienvenidos al Blog!.

En éste, mi primer post, deseo transmitirles un par de cosas muy importantes en lo personal.

La primera es agradecer a los profesionales que me han ayudado a que este blog sea una realidad.

A Patricia Vicente, mi coaching y mentora.

Ella es quién me guía a descubrir más sobre mi pasión y a enfocar mi carrera profesional hacia nuevos y extraordinarios objetivos.

A Thais Chavez por su dedicación y ayuda.

De nuestro paso por Hangzhou nos ha quedado esta gran amiga, dulce y emprendedora.

A Fernando Moneta y a todo su equipo de Lovatech.

Él y su equipo son los responsables de conducirme a través del mundo de las nuevas tecnologías y darme las mejores herramientas para que mi trabajo sea muy fácil.

¡Gracias por vuestra ayuda!

¡La segunda contarles que Asia es un continente fascinante!

Increíbles y únicos son su actualidad, sus constantes cambios, sus contradicciones, sus diferentes culturas, la capacidad de emprendimiento y la versatilidad de su gente.

Asia es, desde hace más de 10 años, el lugar en el mundo que me ha permitido desarrollar mi carrera profesional, crecer, mejorar como persona y ser feliz junto a mi familia.

Espero poder ayudarles con mi blog a que conozcan un poco más de Asia, su relación con la moda y que juntos hagamos fácil el aprovisionamiento textil.

Para terminar contarles una historia, que seguramente muchos de ustedes conocen, que regirá mi conducta a la hora de escribir y sobre la cual quiero construir éste, nuestro lugar de encuentro.

En la antigua Grecia, Sócrates fue famoso por su sabiduría y por el gran respeto que profesaba a todos.

Un día un conocido se encontró con el gran filósofo y le dijo:

– ¿Sabes lo que escuché acerca de tu amigo?

– Espera un minuto, replicó Sócrates; antes de decirme nada quisiera que pasaras un pequeño examen. Yo lo llamo el examen del triple filtro.

– ¿Triple filtro?.

– Correcto, continuó Sócrates; antes de que me hables sobre mi amigo, puede ser una buena idea filtrar tres veces lo que vas a decir. Es por eso que lo llamo el examen del triple filtro.

– El primer filtro es la verdad ¿Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?

– No, dijo el hombre, realmente solo escuché sobre eso y…

– Bien, dijo Sócrates; ¿entonces, realmente no sabes si es cierto o no?

– Ahora permitirme aplicar el segundo filtro, el filtro de la bondad ¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo?

– No, por el contrario…

– Entonces, deseas decirme algo malo sobre él, pero no estás seguro de que sea cierto.

– Pero podría querer escucharlo porque queda un filtro: el filtro de la utilidad ¿Me servirá de algo saber lo que vas a decirme de mi amigo?

– No, la verdad que no.

– Bien, concluyó Sócrates; si lo que deseas decirme no es cierto, ni bueno e incluso no es útil…

¿para qué querría saberlo?

2 Comentarios

  1. Gabriel, muy buena entrada y bienvenida!!. Seguiré tus post, seguro que con tus conocimientos y experiencia aprenderé mucho!.

    Muchos éxitos!.

    • Gracias Leo por visitar mi Blog!. Un placer contar con tus opiniones y tu experiencia, que también es muy importante en China. Saludos.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here