La moda globaliza sin pausa

234
La moda globaliza sin pausa-gabrielfariasiribarren.com

Desde hace un tiempo a esta parte, venimos observamos una dialéctica cada vez más nacionalista en la opinión pública. Esto conduce irremediablemente a una posición proteccionista que ha sido adoptada por varios países con proyectos como “Made in China 2025” y “Made in America”. El resultado práctico de esta nueva situación es un profundo cambio en las estrategias y colaboraciones comerciales mundiales, que alteran la dinámica del comercio global.

Pero si observamos en detalle y vamos a los números, incluso a pesar del resurgimiento de las corrientes aislacionistas, de la vuelta a los nacionalismos y la supuesta vuelta de la producción de moda a los orígenes tradicionales en USA y CE, la moda sigue globalizando sin tregua. Ante el crecimiento exponencial de la conectividad, del ancho de banda transfronterizo y el flujo de datos digitales estamos presenciando una nueva fase expansiva de la globalización. Este nuevo proceso altera la situación global, cambia ciertas reglas de juego y genera a ciertos actores del sector de la moda nuevas ventajas competitivas.

Siguiendo con el reporte The State Of Fashion 2018 | BOF & McKinsey (antes de seguir analizándolo, les recomiendo leer este artículo anterior: Moda resiliente ) en este nuevo “orden mundial”, la palabra globalización ha ido recogiendo una clara connotación negativa.

Relocalización Vs. DeslocalizaciónLa moda globaliza sin pausa-gabrielfariasiribarren.com

El resultado de estas medidas nacionalistas y proteccionistas, en combinación con los mayores costes laborales que afrontan los orígenes asiáticos y las disruptivas tecnologías- más expresamente la robotización y la automatización- podrían lograr que la relocalización sea comercialmente más viable para el retail y las marcas de la moda en EE. UU. y en CE.

De acuerdo con la encuesta Apparel CPO Survey de McKinsey, más del 33% de los gerentes de compras consultados respondieron que esperan que sus organizaciones relocalicen sus producciones. A la vez, el consumo se ha desplazado hacia los propios orígenes asiáticos de producción. Las enseñas locales y los retailers minoristas en India y China están creciendo y por ello la producción local ha virado hacia el mercado doméstico y el comercio regional.

¿Globalización no o globalización sí?

El reporte de la consultora internacional nos dice claramente que la mayoría de los informes sobre la reducción de la globalización, incluso hablan de su stop, son exagerados. Aun incluyendo el aparente aumento del proteccionismo en varios países, la globalización no se ha estancado. Muy por el contrario, estamos inmersos en una nueva fase del proceso de globalización, impulsada por el flujo de datos y la conectividad digital. Esto conducirá a una conectividad global mucho mayor.

El ancho de banda transfronterizo desde el año 2005 ha aumentado aproximadamente 80 veces y las previsiones indican un crecimiento de otras cinco veces en los próximos cuatro años. Y debemos tener en cuenta que surgirán nuevas formas de conectividad. Por ejemplo, el 40% de los dispositivos y conexiones globales en 2019 serán de máquina a máquina, de acuerdo con una estimación de Cisco.

Análisis del Big Data.La moda globaliza sin pausa-gabrielfariasiribarren.com

Una muy importante parte de este flujo global de datos es el que genera cada una de las marcas de la moda con su tráfico interno de transacciones comerciales, información interna, con sus proveedores y con otros prestadores de servicios. Durante mucho tiempo, las grandes empresas establecidas tuvieron considerables ahorros de costos al construir sus propios sistemas para gestionar las interacciones transfronterizas. En cambio, para las pequeñas empresas esto era muy costoso. Ahora, con el increíble y exponencial aumento de la conectividad se pueden crear una serie de nuevas formas de interactuar a través de las fronteras que son económicas y abiertas a todo tipo de organizaciones, desde plataformas operativas hasta mercados y redes sociales.

Los individuos también tienen un rol protagónico en esta nueva globalización digital. Más de 900 millones de personas poseen conexiones internacionales en las redes sociales y se estima que los consumidores gastarán $1.000 millones en comercio electrónico transfronterizo hacia el año 2020. Los ecosistemas on line más importantes, como YouTube, WeChat, Facebook y WhatsApp, han constituidos bases de usuarios del tamaño de grandes poblaciones. Entre 2013 y 2015 el número de PYMES en Facebook alcanzó aproximadamente 60 millones.

La aparición de estos ecosistemas no solo ha mejorado la eficiencia, transparencia y trazabilidad de los mercados globales, sino que también ha democratizado la conectividad mundial al reducir los costos de la comunicación internacional y las transacciones.

La industria de la moda más globalizada.

Esta mayor conexión mundial a través del globo está impulsando una mayor competitividad en la industria textil y de la moda.

Vemos probable que disminuya la ventaja que las empresas establecidas disfrutaron como resultado de sus activos, desde la infraestructura de distribución física hasta los sistemas patentados para la comunicación transfronteriza. Durante este año 2018, más empresas de la moda aprovecharán las posibilidades para ingresar a nuevos mercados, ya que la conectividad permite el acceso a consumidores en todo el mundo a través de plataformas propias o de terceros. Las empresas de la moda ingresan a nuevos mercados sin necesidad de establecer una presencia física significativa. Las ramificaciones de la conectividad global son esenciales para los nuevos protagonistas de la moda, que ahora tienen la posibilidad potencial de alcanzar escala global y convertirse en “micromultinacionales”.

Marcas de la moda creadas por los industriales asiáticos.La moda globaliza sin pausa-gabrielfariasiribarren.com

Las empresas productoras asiáticas han ido creando, desarrollando marcas y contactando directamente a los consumidores globales. Las marcas de la moda originalmente establecidas ya no están protegidas por las ventajas tradicionales. Ahora, por el contrario se sienten algo más vulnerables y esperan una competencia cada vez más voraz proveniente de todos los rincones del planeta y de una gama muy amplia de empresas.

No obstante, las marcas ya establecidas por largo tiempo en los mercados se beneficiarán de la creciente conectividad. Trabajan simplificando sus operaciones globales y las comunicaciones internas a través de la conectividad virtual y de sistemas mejorados para acceder a la información en tiempo real. Las nuevas empresas pueden aprovechar los ecosistemas digitales de la misma manera que las organizaciones más pequeñas, obtienen acceso a clientes de todo el mundo, especialmente a aquellos en nuevos segmentos o en mercados de crecimiento ultra rápido.

Colaboración digital y blockchain.

Las nuevas estrategias y modelos de colaboración digital entre las marcas de la moda, sus proveedores y prestadores de servicios del exterior pueden mejorar la trazabilidad, la transparencia y la eficiencia. La tecnología blockchain va a generar más confianza en toda la cadena de valor basada en las tres cualidades mencionadas. Las empresas podrán aprovechar las ideas, las tendencias y los grupos de talentos a nivel mundial de forma más rápida y eficiente, desde ideas de innovación colectivas en línea hasta conexiones virtuales con talentos creativos o de otro tipo al otro lado del mundo.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here