Moda optimista

364
Moda Optimista-gabrielfariasiribarren.com.

El sector de la moda está girando hacia otro destino. En el artículo anterior expresábamos que la moda actual es resiliente y en éste decimos que es optimista. ¿Por qué le atribuimos a la moda estos adjetivos?¿ Qué nos hace pensar que las marcas, las organizaciones y los empresarios que constituyen esta industria cuentan con estas cualidades tan necesarias para alcanzar el éxito?

La respuesta a los interrogantes planteados surge de observar que, efectivamente, existe un nuevo sentimiento de optimismo en una industria cargada de incertidumbre. En la Encuesta Mundial de la Moda de BoF & McKinsey para describir el estado del sector durante este año, las palabras más usadas por los ejecutivos encuestados fueron “incierto” y “desafiante” pero inmediatamente detrás de ellas se ubica “optimismo”.

En este post analizaremos la situación del sector global de la moda y enumeraremos las posibilidades, los cambios y las actuales tendencias. Iremos analizando exhaustivamente todos y cada uno de estos aspectos en los siguientes artículos bajo la apreciación del informe de la consultora internacional.Moda optimista-gabrielfariasiribarren.com

La posta de la moda pasa de Europa y EE. UU a los Mercados Emergentes.

El Índice de Moda Mundial de McKinsey pronostica que el crecimiento de las ventas de la industria casi se triplicará entre 2016 y 2018, de 1,5% a 3,5% – 4,5%. Este aumento no se está produciendo de la misma manera a nivel global. Por ello, el año 2017 ha determinado el fin de una era. Occidente ya no estará en el primer escalón del podio del comercio mundial de moda. Durante el año en curso se producirá un cambio de paradigma cuando, por primera vez en la historia, más del 50% de la comercialización de indumentaria y calzado se originará fuera de Norteamérica y Europa, a medida que el origen de mayor crecimiento sean los mercados emergentes en Asia-Pacífico, América Latina y otras regiones.

No nos sorprende que esto también se refleje en el pensamiento de los ejecutivos de las empresas líderes de los mercados emergentes pues son más optimistas sobre la situación del sector para este 2018. La continua polarización de la industria con los clientes que se pasan desde los precios medios a precios más altos o más bajos del mercado siguen generando una fuerza opuesta para los actores de la moda con precios de rango medio. Por otro lado, los que juegan en los segmentos de lujo, valor y descuento ganan velocidad. La novedad está dada porque el segmento del lujo absoluto está acelerando al mismo ritmo que el del lujo accesible.

El consumidor digital cambia el sistema de la moda.

A la par de la adopción por parte de los clientes del mundo digital, observamos mucha más expectativa de la experiencia del cliente y un análisis más profundo de la practicidad, calidad, novedad, personalización y el precio.
Los líderes de la industria de la moda están creando modelos de negocio innovadores, utilizando perspectivas granulares de los clientes como fuente de diferenciación y expandiendo los límites de sus procesos integrales de desarrollo de productos.

Desafíos.Moda optimista-gabrielfariasiribarren.com

Los desafíos están generados a partir de operar en una industria fundamentalmente volátil y en un entorno socio-económico impredecible. Esto llevó a las organizaciones y a las marcas de la moda a “volverse más resistentes y resilientes”. Los actores del sector ya aceptan lo imprevisible como algo normal y los directivos argumentan y responden dirigiendo su energía y labor en mejorar todo aquello que esté bajo su control.

Para este 2018 todos esperan mucho más de lo que ha acontecido en estos primeros seis meses. Necesitamos observar que emergen los temas a priori considerados como distintivos de este año, desde los líderes asiáticos de la moda que confirman su poder en el escenario mundial hasta la personalización a escala y el despliegue futurista de la inteligencia artificial. Para los que cambian, se reinventan e innovan, estando dispuestos a crear el nuevo perfil del sistema moderno de la moda, las posibilidades para conectarse con los consumidores globales jamás han sido tan auspiciosas.

Disrupciones.

Si listamos las situaciones y los cambios disruptivos con efecto directo en el sector es mejor hacerlo desde lo general- la situación socio-económica global- hacia lo particular- el propio sistema de la moda.

Economía global.

Incertidumbre y volatilidad | Interconexión global y competencia mundial | El crecimiento pasa de Occidente a Sur y Oriente | Nuevas tecnologías de adopción acelerada | Urbanización.

Cambios en el comportamiento del consumidor.

On line y con estricto control | Recorren fluidamente el canal omnicanal durante su experiencia de compra | Buscan cero fricciones | Comparten entre pares: información, reseñas, opiniones, likes, etc. | Esperan todo en cada compra: practicidad, calidad, orientación a valores, novedad y precio.

El sistema de la moda.

Digitalización de punta a punta de la cadena de valor con costos definidos | Aceleración de la industria de la moda: los líderes reducen los tiempos al máximo entre el diseño y la puesta del producto en tienda | Las marcas van a por el contacto directo con el consumidor | Innovadores modelos de negocios | Reinvención de las tiendas físicas por el declive del tráfico en las mismas | Archivo y análisis de datos que generan oportunidades de negocios y desafíos en el control y la seguridad.

Las tendencias actuales.Moda optimista-gabrielfariasiribarren.com

El mismo criterio que utilizamos sobre las disrupciones es el que aplicaremos a las tendencias preponderantes; vamos desde lo global hacia la esencia misma del sistema de la moda.

Predeciblemente impredecible.

La nueva situación global es la incertidumbre social y económica y la crisis geopolítica.

Reiniciando la globalización.

A pesar de los nacionalismos, la retórica aislacionista y la vuelta a la relocalización de la fabricación, la globalización no se detiene y está en plena carrera.

Pioneros asiáticos.

Los actores asiáticos ejercerán aún más su gran poder y liderazgo mediante la inversión en innovación, el emprendimiento a ultranza y la expansión global.

Personalización.

Sin duda, la personalización se volverá cada vez más importante para el consumidor.

Plataformas primero.

El tema para las marcas de la moda ya no es una elección entre  “si o no ” sino “cómo” colaborar con las grandes plataformas digitales.

Obsesión por lo móvil.

Al aumentar la obsesión de los clientes por el móvil, la transacción y experiencia de compra pasará a ser móvil de punta a punta.

La IA se hace real y palpable.

Los líderes que apuesten por la innovación revelarán las reales posibilidades de la inteligencia artificial en toda la cadena de valor de la moda.

Credibilidad en la sostenibilidad.

La sustentabilidad será un componente integral del sistema de planificación y los principios de la economía circular estarán integrados en la cadena de valor.

Descuentos decepcionantes pero necesarios.

El aumento del sector de descuentos sigue siendo impulsado por la idea de que logran una solución a los problemas de exceso de stock y de crecimiento lento.

Pensamiento de startup.

Debido a una necesidad urgente e intensa de innovación en toda la industria, una cantidad creciente de empresas de moda buscarán imitar las cualidades de las startup.

Conclusión.

El sector de la moda y la industria textil tienen frente a sí mismas una serie de oportunidades y desafíos que bien aprovechados las establecerán en otro nivel de sofisticación y a una etapa de crecimiento estructural. Depende de nosotros hacerlo realidad.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here