El ADN del fast fashion

5
El ADN del fast fashion- gabrielfariasiribarren.com

Decidir y crear velozmente. 

A través del análisis del informe de Accenture del post anterior, Ver ahora – Comprar ahora, hemos comprendido que satisfacer la demanda del “Ves ahora compras ahora” requiere agilidad, versatilidad y una toma de decisiones ágil y rápida. Los sistemas de negocio jerárquicos se crearon en una era donde la moda podía planificarse con seis meses a un año de anticipación. Obviamente, resultan problemáticas para el mundo actual que requiere un abordaje al cambio mucho más rápido.

Se debe identificar las tendencias de la moda, crear y consensuar los diseños, ordenar las producciones y preparar los canales para la venta en el menor tiempo posible; todo esto no se puede lograr con organigramas departamentales, tecnología anticuada o un proceso de larga aprobación para cada una de las decisiones de la organización.El ADN del fast fashion-gabrielfariasiribarren.com

Entender al nuevo cliente digital.

Comprender los deseos y necesidades de los clientes siempre ha sido esencial en el retail, pero en el pasado, ambas cosas eran muy predecibles: trajes de baño en el verano, abrigos al inicio del invierno y moda que sigue las tendencias observadas en las pasarelas del año pasado.

Las influencias actuales son mucho menos predecibles y para detectarlas se necesita monitorear de cerca las redes sociales, una rápida respuesta de una de las tiendas, un análisis on line en tiempo real y una cultura empresarial que se haga responsable de la estrategia en lugar de un abordaje prescriptivo tanto de los clientes como de los planes a plazo.

Muchas de las diversas experiencias empresariales de distintas marcas de fast fashion nos muestran que han alcanzado el objetivo con una estructura de planificación integrada en toda la organización minorista con la cual han eliminado las divisiones y las dificultades. Por ejemplo, en organizaciones con distintas marcas nacionales e internacionales la empresa entera ha sido dotada de un calendario que debe ser seguido día a día. Otras han elegido emplear colaboradores que puedan identificarse con la base de clientes objetivo. Así lo expresa el CEO de un retail multicanal de UK: “nuestros clientes tienen alrededor de 20 años y nuestro sistema es tener la infraestructura para ir hacia adelante, no somos para nada tradicionales… por lo tanto, la edad promedio de la organización es de 26 años. Venderles con éxito a los jóvenes profesionales claramente significa comprender su mentalidad, entonces ¿por qué no contratarlos directamente en nuestra organización?”

La agilidad y la rapidez están en la cultura de la empresa o no existen. 

El ADN del fast fashion- gabrielfariasiribarren.com

Muchas empresas de fast fashion ya han logrado perfeccionar sus cadenas de abastecimiento para reducir enormemente los tiempos de espera, pero otras mejoras deben generarse en el interior de la empresa cambiando su mentalidad y su cultura. Según el CEO de una tienda departamental de USA, “ya no se puede optimizar más la cadena de abastecimiento en pos de hacer pronto moda. La solución se debe encontrar en la cultura de la organización y su mentalidad. Se trata ni más ni menos que de la toma de decisiones, de quién y de cuándo”.

Cambiar la cultura de una empresa nunca es fácil, pero lograr una mayor colaboración sobre el negocio con una estructura de gestión más plana y más flexible es fundamental para acelerar la toma de decisiones.

Hacer máximo uso de la última tecnología también puede resultar ser muy útil. En lugar de usar sistemas corporativos tradicionales con reglas y estructuras rígidas, las organizaciones están mudando a soluciones tácticas de rápida respuesta y herramientas basadas en la nube que permiten acceder a la información –y así al trabajo colaborativo—desde cualquier lugar. Con el rápido avance actual de la tecnología, todos los sistemas deben ser escalables, adaptables y aptos para el manejo futuro.El ADN del fast fashion-gabrielfariasiribarren.com

Como dice el director de una marca de moda de lujo del Reino Unido: “Debemos pensar en organizaciones ágiles, también, debemos estar listos para el futuro: se deben tener interfaces, gestión del ciclo de vida del producto, mercaderías preparada para enviar, sistemas centrales funcionando correctamente. Se debe ser muy flexible para tener una ventaja estratégica comercial”.

Implementar una gran plataforma de sistema informático que no implique cambios en el modelo operativo por un lustro o una década ya no tiene ningún sentido. ¿Quién se hubiera imaginado hace 10 años que los teléfonos móviles se convertirían en un canal de ventas tan importante o que Twitter sería el principal vehículo para las últimas noticias de último momento? Ahora, los sistemas deben ser lo suficientemente flexibles para afrontar nuevos canales de venta, así como cualquier forma nueva de redes sociales que puedan surgir en el futuro.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here