China: jaque ¿mate? a dos décadas de estrategia para ser la reina del ‘sourcing’ global

252
China jaque mate a dos decadas de estrategia para ser la reina del sourcing global-gabrielfariasiribarren.com

Les comparto el interesante articulo de Cristian De Ángelis y Carmen Juárez en Modaes. En él han analizado con extrema sensatez y claridad el impacto del corona virus en la cadena de aprovisionamiento de la moda. Aprovecho la oportunidad para agradecerles a ambos la confianza depositada y la posibilidad brindada para analizar y opinar sobre este tema, que evidentemente se tornado trascendental a nivel mundial. A través de este enlace pueden ir directamente al artículo original en Modaes.

China: jaque ¿mate? a dos décadas de estrategia para ser la reina del ‘sourcing’ global

Dumping, guerra de divisas, infraestructuras y acumulación de materias primas son algunos de los instrumentos utilizados desde 2001 por el gigante asiático para dominar la moda mundial.China jaque mate a dos decadas de estrategia para ser la reina del sourcing global-gabrielfariasiribarren.com

Por De Angelis / C. Juárez

China: jaque ¿mate? a dos décadas de estrategia para ser la reina del ‘sourcing’ global

El rey, la reina, la torre, el caballo y el alfil. China ha sido todo para el sourcing global textil en las últimas dos décadas, dejando al resto de países como nuevos peones en el tablero global. Con la producción manufacturera en mínimos históricos, China se ve amenazada por un jaque mate de una pieza sobrevenida: el coronavirus. ¿Cómo ha sido la estrategia de China para convertirse en el Garri Kaspárov del aprovisionamiento de la moda y qué movimientos puede hacer a partir de ahora para continuar ganando la partida?

El Covid-19, que algunos analistas ya califican como el Chernóbil de China por el impacto en términos de credibilidad del país, puede afectar de una forma muy relevante a las compañías que tienen en el gigante asiático un polo clave para su aprovisionamiento. Y son la mayoría. Fábricas paralizadas, desabastecimiento y, por tanto, tiendas vacías son posibles consecuencias que, inverosímiles hace sólo unas semanas, están encima de la mesa por la crisis originada en un país que exporta cada año 157.800 millones de dólares en prendas de vestir.

Pero, más allá de los efectos coyunturales, la crisis podría modificar para siempre el mapa global del sourcing, un movimiento acelerado de unas placas tectónica que llevan dos décadas situándose en su posición actual. Joan Canals, presidente de la Agrupación Española del Género de Punto (Aegp) y con décadas de experiencia en la representación internacional del sector, señala que la crisis “obligará a las empresas a hacer una reflexión sobre cuál es la autonomía de sus insumos”. “Nadie pensaba que se podría romper la cadena en origen”, asegura.

La entrada de China en la Organización Mundial del Comercio (OMC) fue en 2001 el punto de inflexiónChina jaque mate a dos decadas de estrategia para ser la reina del sourcing global-gabrielfariasiribarren.com

“El coronavirus puede ser un precipitador de la neorelocalización”, agrega Gabriel Farías, experto en aprovisionamiento, quien advierte de que la crisis sobrevenida en China como polo de producción ha surgido cuando el país ya lleva años cediendo parte de su dominio en el sourcing global.

El dominio de China en el aprovisionamiento global no ha existido siempre, sino que es un efecto de dos décadas de movimientos. ¿Cómo ha logrado el país hacerse con el dominio que ahora un virus pone en peligro? Dumping, guerra de divisas, infraestructuras, inversión y materias primas son algunos de los recursos utilizados por el país comunista para dominar el mundo de la moda.

2001, punto de inflexión

La entrada de China en la Organización Mundial del Comercio (OMC) fue en 2001 el punto de inflexión que marcaría y reordenaría el panorama económico mundial para los siguientes años. Desde entonces, el país ha multiplicado por nueve sus exportaciones al resto del mundo, pasando de vender bienes al exterior por valor de 249.203 millones de dólares a 2,5 billones de dólares.

El dominio de China en el aprovisionamiento global no ha existido siempre, sino que es un efecto de dos décadas de movimientos

A los productores textiles de Occidente, la entrada de China en la OMC les pilló con el pie cambiado, cuando todavía estaba vigente el acuerdo multifibras, que permitiría que en 2005 se eliminaran las barreras globales al comercio (las cuotas o cupos que regían hasta entonces). Pero nadie esperaba que China, un país hasta entonces fuera de la economía de mercado, entraría en juego con una capacidad productiva nunca vista y una estrategia decidida por barrer a sus rivales.

“Durante años China se armó para la guerra”, explica Salvador Maluquer, otro de los históricos mandatarios de las patronales textiles en España. “¿Hizo China dumping económico, social y medioambiental? Claramente sí. ¿Guerra de divisas? Sí, con una afectación tremenda y demostrable. ¿Acaparar materias primas? También, generando una distorsión extraordinaria”, rememora.

“En verano de 2005 las importaciones chinas empezaron a entrar en un ritmo no previsto y los europeos se ahogaron”, indica Maluquer. La deslocalización industrial fue la palabra de moda en 2005, cuando la mayor parte de las marcas españolas que mantenían estructura fabril la desmantelaron para empezar a proveerse en China. También fue en aquellos años cuando grupos internacionales como Levi’s cerraron sus plantas en España, abiertas en tiempos pretéritos, cuando el propio país era un polo de sourcing barato.

Logística y calidad eran los dos principales hándicaps de producir en ChinaChina jaque mate a dos decadas de estrategia para ser la reina del sourcing global-gabrielfariasiribarren.com

Sindicatos y patronales criticaban entonces le dumping (vender bajo coste para ganar competitividad de forma artificial), en sus varias formas, que agravaba la potencia de China para producir a costes bajos debido a unos costes salariales a años luz de los mercados de la Unión Europea.

Logística y calidad eran los dos principales hándicaps de producir en China, que ya en aquellos años había empezado a una fuerte política inversora en infraestructuras que todavía sueñan otros países del sudeste asiático. “La infraestructura es de tal envergadura que no tiene comparación con el resto de regiones”, señala Malaquer.

Estrategia paso a paso

Guerra de divisas y control de las materias primas han sido otros dos mecanismos utilizados por China para hacerse con el dominio global del sourcing. El Gobierno de Pekín inició en 2011 una política de engrose de las reservas nacionales de algodón: a través de esta estrategia, el país trataba de ayudar a los agricultores locales comprándoles el algodón a un precio por encima del mercado.

En marzo de ese año, la materia prima más importante para la industria de la moda a escala global alcanzó su cota máxima desde 1995 tras meses de una espectacular escalada. La medida del Gobierno chino dejó en cierta medida desabastecido el mercado industrial del textil, que dinamizó las importaciones y, por tanto, impulsó el comercio internacional y mantuvo los precios al alza, aunque sin superar la barrera de los cien centavos de dólar por libra.

La última estrategia de China para dominar la moda global ha sido la creación de marcas localesChina jaque mate a dos decadas de estrategia para ser la reina del sourcing global-gabrielfariasiribarren.com

Pero a finales de 2013, China decidió poner fin a esta estrategia. Antes de entrar en 2014, el Ejecutivo de Pekín también llevó a cabo varias subastas de parte de sus reservas de algodón para favorecer la industria textil local. La venta de las reservas chinas de algodón impulsó un cambio de tendencia en la evolución de los precios, que iniciaron su retroceso y activaron una tendencia deflacionista.

Una vez dominado el aprovisionamiento textil global, China dio nuevos pasos para afianzar su poder en el mundo de la moda. A medida que el progreso del país hizo que los costes salariales aumentaran, las propias compañías del país lideraron la inversión en otros mercados del entorno asiático, como Bangladesh, Vietnam o Camboya. “Hicieron lo mismo que los europeos cuando fueron a China, encontrar un país más pobre que ellos”, explica Canals.

Li&Fung, std-1 Ningbo, Shanghái Silk, Zhejiang son algunos de los campeones del aprovisionamiento armados por china en los últimos años y algunos de los protagonistas de la inversión exterior de China, según Farias. El experto señala también la importancia de haber creado una potente industria satélite en torno a la confección.

La última estrategia (en parte inconclusa) de China para dominar la moda global ha sido la creación de marcas locales y la integración vertical, con la construcción de una industria vertical. Ejemplo de ello, la creación en China de un monstruo global de la distribución online como Alibaba, el único rival de peso de Amazon. “Son los pasos lógicos; después de ser el fabricante pasar a ser el creador de marca y el distribuidor, empezando por trabajar en el mercado interno”, indica Farias.

Canals indica a su vez que una respuesta podría ser aprovisionarse en el mercado latinoamericanoChina jaque mate a dos decadas de estrategia para ser la reina del sourcing global-gabrielfariasiribarren.com

¿Tiene todo esto marcha atrás? Maluquer duda de que los países productores de la cuenca euromediterránea tengan la cintura suficiente para aprovechar el momento de oportunidad que se abre a raíz del coronavirus. “Ha habido otras oportunidades y no las han aprovechado”, recuerda.

Por su parte, Farias recuerda que, con la guerra comercial entre China y Estados Unidos, “las empresas americanas ya han abandonado China y se han beneficiado las europeas, que han aprovechado el gap”. “Salieron con precios por debajo y volvieron a ser competitivos; no es una estrategia, sino una respuesta a una coyuntura particular”, explica.

Canals indica a su vez que una respuesta podría ser aprovisionarse en el mercado latinoamericano. “Pero no hay oferta, porque las empresas latinoamericanas miran a Estados Unidos, no a Europa”, agrega.

Una última reflexión la aporta Gabriel Farias. “China no está ahora en la cima como proveedor internacional; no ha perdido el liderazgo, pero ya había dejado de crecer, en parte porque la industria textil no es la industria del futuro”, dice.

“China continúa siendo el primer proveedor, pero hay una tendencia por el propio reacondicionamiento del modelo de la moda, de un sistema de oferta a un mercado de producción bajo demanda, por lo que disminuye su importancia como proveedor”, apostilla.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here