Gestión de los inspectores de calidad.

2361
Detail of an old vintage radio.

Observaciones sobre la gestión de los inspectores de calidad.

A la hora de controlar la calidad de las producciones y las compras, las empresas tienen tres opciones, contratar los servicios de una empresa de control de calidad, formar su propio equipo de inspectores de calidad o pueden optar por un sistema mixto con la combinación de las dos precedentes.

El trío de opciones tiene, como absolutamente todo en esta vida, ventajas y desventajas. No es motivo de este artículo analizar cuál de las tres es mejor o más conveniente. El objetivo es hacer algunas observaciones sobre la gestión de los inspectores de calidad cuando ellos pertenecen al propio departamento de calidad de la empresa.

De acuerdo a estudios del sector, al menos el 50% de los responsables de las  empresas que contratan a sus propios inspectores de calidad están descontentos con el comportamiento de los mismos,  los métodos de trabajo aplicados o los resultados obtenidos.

¿Cuál o cuáles son las causas de este descontento? ¿Qué es lo que genera este problema? ¿Es éste uno de los motivos por los cuales los resultados finales de importar desde Asia no siempre son  los planeados por las propias empresas? ¿Termina esto siendo un obstáculo para producir en lejanía con garantías?

Hay varias razones por las cuales gestionar la actividad de los inspectores de calidad es difícil. Enumeraré las que considero más importantes.

Quality stamp

Formación y control deficiente.

Generalmente, los inspectores realizan su tarea de control en la fábrica del proveedor a solas, sin el control presencial de un superior u otro integrante de la empresa. Es difícil, por lo tanto, controlar lo que están haciendo y cómo están haciendo su trabajo.

Como en todas las actividades los novatos carecen de experiencia y los más experimentados tienen muchos malos hábitos. En ambas situaciones hay que estar  muy atentos desde la empresa y ofrecer soluciones para formar en un caso y para tratar de cambiar y eliminar esos hábitos nocivos en otro.

Anulación de la iniciativa.

La tarea de los inspectores de calidad es por naturaleza repetitiva y mecánica. Esta cualidad de la tarea por una parte es necesaria y eficaz, cuando nos referimos a la existencia de un sistema, de un proceso planificado del trabajo, pues permite arribar a un resultado eficaz del proceso de control de calidad. Por otra parte adormece la iniciativa y la capacidad para actuar ante imprevistos y nuevos problemas. En estos casos los inspectores de calidad no saben cómo actuar y carecen de iniciativa para buscar una solución. Realmente no saben qué hacer.

Salva Retratos y Fabricas 098 Fer

Falta de fiabilidad o resultado ineficaz.

En referencia a la primera parte del punto anterior, los resultados de los controles suelen ser nefastos cuando los inspectores no siguen las reglas, los procesos establecidos y el sistema dado y cambian todo ello por su intuición y por sus experiencias previas, en aquellas tareas que, por definición, si están perfectamente regladas.  Esta improvisación es la mayor fuente de errores, de informes de calidad defectuosos y de problemas de calidad graves no detectados a la hora de producir moda.

Esta improvisación no solo afecta al control directo de la producción  sino también al proceso de solución de un determinado problema cuando el inspector confía plenamente en la fábrica y no controla como ésta realiza el trabajo de reparación del producto.

Otras dificultades adicionales que existen.

Los proveedores y los dueños de las fábricas – sobre todo asiáticos- normalmente tratan de sobornar a los inspectores de calidad e intentan presionarlos ante la detección de problemas de calidad. La obvia intención es que no reflejen esos problemas en sus informes o lo hagan minimizando su impacto en el resultado final.

Otra dificultad observada  durante estos años produciendo en Asia  es que los inspectores de calidad, generalmente los  que tienen mucha experiencia,  juegan con las reglas y los sistemas, de modo tal que no faltan a ellos, pero por una “supuesta” omisión u error pueden pasarnos informes que están en el límite de lo que está bien y lo que está mal.

¿Cómo gestionar a los inspectores de control de calidad?

Salva Retratos y Fabricas 119 Fer

Procedimiento y sistema de trabajo.

Es imperativo diseñar un procedimiento que sea profesional, claro y fácil de seguir por los inspectores. Ya existen modelos o patrones mundial mente utilizados y bajo estándares de calidad internacionales.

Sin dejar de aplicar un sistema concreto y unos procesos predeterminados, como decíamos anteriormente, se debe tratar  de no anular y de promover la iniciativa de los inspectores en la búsqueda de soluciones para problemas no previstos o nuevas circunstancias.

Capacitación y entrenamiento.

Para conseguir óptimos resultados se debe capacitar a los inspectores antes y durante su actividad en las fábricas. Controlar que conozcan perfectamente los procedimientos, que los siguen y reforzar el mensaje es parte fundamental de la capacitación.

Por mi experiencia, prefiero invertir tiempo en la formación de inspectores de calidad novatos que en tratar de eliminar  los malos hábitos de los más experimentados.

Guías y documentos de trabajo.

Es vital proveerles de guías y documentos de trabajo que apoyen el procedimiento, informen claramente sobre los problemas, de la magnitud estimada en cada caso y de los pasos a seguir una vez detectados.

Tecnología aplicada.

Es fundamental y muy necesario, para lograr resultados extraordinarios al producir o comprar ropa en Asia, apoyarnos en la tecnología, que cada vez es mayor y más barata. Si se provee al sistema y a los inspectores de la última tecnología disponible se está facilitando el trabajo, mejorando la comunicación y dotando al proceso de una eficiencia garantizada.

Aplicaciones con localización geográfica del inspector que pueden trasmitir los movimientos del mismo y la inspección al momento, grabar cada detalle para analizarlo cuando sea necesario, fotos en alta resolución y otros recursos tecnológicos, hacen que la  gestión y el control sean mucho más fáciles y eficientes. ¡Hay que aprovecharlo!

Hasta el próximo artículo. Saludos.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here