MENU
Moda rapida- gabrielfariasiribarren.com

Enero 20, 2017 Comentarios (3) Views: 885

Moda rápida, exitoso modelo de la industria textil.

¡Si el cliente lo desea, se produce ya!

Una chaqueta tipo “bomber”, de tejido de raso, con motivos florales bordados en frente, espalda y mangas llegó y salió inmediatamente a la venta en la tienda insignia de una famosa marca internacional de moda en México DF.

“Los clientes para esta temporada nos están pidiendo bordados florales con reminiscencia asiática, dice el gerente del local mostrando el bordado central en la espalda. Esta información que transmitimos desde las tiendas, prosigue, sirve para inspirar  a los diseñadores que crearán un nuevo modelo que arribará a los locales comerciales en pocas semanas. En el caso de “la bomber”, el proceso fue de 30 días, que transcurrieron desde la transmisión de la información de las tiendas a la oficina central hasta la llegada de la chaqueta a las estanterías de exhibición para su venta”.

Este relato es en parte, he cambiado el modelo y el proceso posterior del ejemplo porque es una experiencia personal pasada y me ha parecido más enriquecedora a efectos de generar este artículo, el extracto de un reportaje sobre moda en el WSJ. Nos servirá para analizar el exitoso modelo de negocio nacido y fortalecido en España, la moda rápida.

Moda rapida- gabrielfariasiribarren.com

La inmediatez, clave del éxito.

El recorrido desde el área de diseño en Europa a la tienda de DF es el proceso central por el cual la moda rápida– también llamada fast fashion– ha transformado la esencia de la industria textil actual y a algunas de sus marcas en los mayores minoristas globales.

Esta “chaqueta bomber” es el ejemplo del proceso perfecto desde que los colaboradores de la marca en tienda detectan el deseo de los clientes por este tipo de modelo, lo comunican a “casa central” y desde allí con suma inmediatez y versatilidad se toman las decisiones necesarias para que la prenda esté lista para su venta en un plazo de 4 a 5 semanas.

El proceso de la moda rápida. 

Una diseñadora- patronista, en la sede centralizada europea de la empresa, ha invertido cuatro días en crear el prototipo de “la bomber”  a partir de la información que ha ido llegando desde las tiendas de una determinada región.

Aprobada la muestra de producción, se comenzó la fabricación del modelo. En quince días se ha aprobado y se han confeccionado las 10.000 unidades en una fábrica de cercanía en la Cuenca del Mediterráneo. En los siguientes seis días, las prendas fueron etiquetadas y planchadas; se despacharon al centro logístico centralizado de la misma ciudad europea donde están las oficinas centrales, en él se  pasaron las segundas inspecciones de calidad y desde ahí fueron distribuidas a las tiendas del otro continente.

Al día siguiente, las chaquetas viajaban en camiones que las trasladarían desde el aeropuerto de DF a cada una de las tiendas de la ciudad y del resto del país.

La capacidad de la marca creadora de este sistema para responder rápido a la demanda de los consumidores es motivo de estudio y análisis del resto de los competidores en función de crear el mismo proceso y obtener los excelentes resultados que ella ha obtenido.

Información constante y decisiones inmediatas. 

Los puntos fundamentales de este proceso son: el envío de información comercial constante desde las tiendas globales a la oficina central y que las decisiones de creación, producción y distribución son centralizadas, tomadas en equipo y en forma inmediata.

Y un aspecto, a mi entender, sumamente importante es que además de los profesionales, todos y cada uno de los departamentos de la organización están funcionando al servicio de este sistema. Si un protocolo o una instrucción lo demora o lo bloquea, se cambia de inmediato.

Este es el verdadero ADN por el cual una empresa puede transformarse en la más rápida del mundo a la hora de pensar, crear y poner a la venta un diseño en sus tiendas internacionales.

La fórmula de la velocidad.

Moda rapida-gabrielfariasiribarren.com

Una parte de la fórmula para producir rápido, acortando los tiempos de producción al máximo posible,  ha sido la de fabricar en cercanía. Europa lo hace en la Cuenca del Mediterráneo y en el Este; América, en sus proveedores de América Central y del Sur. Pero como solo con ello no alcanza, se le debe sumar una racionalización y una optimización de los procesos de diseño, producción y logística. Con este conjunto de cambios estratégicos y operativos, se han reducido significativamente los tiempos de entrega a tienda desde la concepción del modelo.

La causa del éxito.

La causa del éxito de estas pocas marcas globales es una estrategia de aprovisionamiento exhaustivamente planificada pero “corta” para una serie de modelos. La moda rápida es la capacidad de ofrecer diseños al cliente que otros minoristas todavía no tienen. Para ello el concepto de inmediatez debe ser corporativo.

Cualquier decisión creativa sobre la chaqueta “bomber” de la que venimos hablando, al igual que cualquier otro estilo de tendencia, nace automáticamente de los contactos espontáneos  de los profesionales en las oficinas centrales. La disposición física de las oficinas centralizadas y de los colaboradores, sentados uno al lado del otro, genera que el contacto a la hora de tomar decisiones sea inmediato y “cara a cara”. En estas áreas, el trabajo diario es extremadamente versátil para responder con agilidad a los deseos actuales de los clientes.

Por este instantáneo sistema de concepción y producción en cercanía, estas marcas pueden llevar el proceso desde la idea a la prenda terminada y exhibida en las tiendas del propio continente en apenas cuatro semanas.

Una distribución a tienda eficiente contribuye al éxito.

Moda rapida-gabrielfariasiribarren.com

Estas marcas de “fast fashion” han ido desarrollando un sistema logístico centralizado por el cual el proceso de envío desde la fábrica a la tienda es directo, lineal y sin almacenaje intermedio en la mayoría de los casos.

Nuevamente aparece la centralidad, que en este caso permite un control más eficiente y si estuviera previsto, una mayor y rápida inspección de calidad a cada una de las unidades en destino antes de ser enviadas a los centros comerciales.

Conclusión.

La moda rápida es un modelo de creación, producción y distribución sumamente exitoso en nuestros días. No será el último pero por ahora le queda recorrido.

Producción programada Vs. Producción instantánea.

No obstante, este proceso es solo una parte de un sistema estratégico mucho más complejo y rico con el que cuentan las marcas textiles en la actualidad. Inclusive, hay empresas internacionales de moda que no han apostado por él y siguen planificando a 6 meses el aprovisionamiento de un porcentaje muy alto de su producción o casi su totalidad. Tal vez, lo más importante es ser coherente con el ADN de la organización y con sus objetivos a largo plazo.

Les invito a seguir analizando este fascinante modelo en los próximos artículos.

¡Hasta la próxima!

Opt In Image
Estándares y Proceso de Pre Producción EBOOK GRATUITO
Suscríbete al newsletter y recibirás el ebook.

Un artículo de 46 páginas con contenido detallado en:

Segmentación y conexión
Estándares, envíos y aprobaciones
Velocidad y claridad
Tipos de aprobación
Aprobación del estudio de rendimiento
Aprobación de la prenda terminada
Calendario con el tiempo y proceso de la Producción
Conclusión
Apéndice – planilla del calendario con el tiempo y el proceso de la producción

 

Ebook exclusivo para lectores subscriptos al blog.

Share this:

Puntuación Total 88%

¿Qué te ha parecido el artículo?
Ayúdanos a mejorar el blog:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (10 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

3 Responses to Moda rápida, exitoso modelo de la industria textil.

  1. Mercè Marcader dice:

    Me parecen muy interesantes tus aportaciones para el Sector Textil Confección

  2. […] Moda rápida, exitoso modelo de la industria textil […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *