Neo-relocalización, equilibrio entre costo y velocidad

364
Neorelocalizacion equilibrio entre costo y velocidad-gabrielfariasiribarren.com

Los costos de producción de prendas y accesorios de moda en Asia se han incrementado permanente y considerablemente durante todos estos años, por lo tanto producir en los orígenes asiáticos ya no es tan rentable como lo era antes. Las fábricas asiáticas vienen gestionando eficientemente la suba de los salarios de los trabajadores pero inevitablemente una porción de ello es transferida al coste del producto.

Así es como la brecha existente entre los costos de la mano de obra asiática con la de los orígenes de producción en cercanía de USA y Europa no solo se ha ido reduciendo, sino que en muchos tipos de producto, ya ha desaparecido. Lo que actualmente está impidiendo al sourcing un trasvase más rápido de las producciones de Asia a cercanía, lo que frena el incipiente proceso que personalmente he denominado neorelocalización, es la falta de trabajadores cualificados en la industria, la carencia de habilidades técnicas de los actuales y la insuficiente capacidad industrial.

Para ser riguroso y objetivo a la hora de informar sobre los costos, todos los ejemplos compartidos en este post provienen del reporte Is apparel manufacturing coming home? de la consultora internacional McKinsey que comenzamos a analizar en este artículo anterior: La neo-relocalización del sourcing de la moda.

Costos asiáticos y de “cercanía” al mismo nivel.Neorelocalizacion equilibrio entre costo y velocidad-gabrielfariasiribarren.com

“Hace 15 años los costos de mano de obra chinos eran una décima parte de los de los USA; en la actualidad, son aproximadamente un tercio de los del país del norte. Si contemplamos a México como origen de producción cercano para EE. UU: en varios tipos de producto, los costos de mano de obra promedio de producción son más reducidos que los de China. En los países de cercanía para el mercado de Europa Occidental estas variables se están moviendo en una dirección similar, los costos de mano de obra aún son más altos que los del país oriental, pero la diferencia se está reduciendo. Otro ejemplo: en el año 2005 el costo de producción por hora en Turquía era más de 5 veces superior al de China, en la actualidad disminuyó a sólo 1,6 veces.

Producción en cercanía no es producción local.

Hoy en día, incluso desde la visión de los precios de importación, la fabricación en cercano puede ser económicamente viable en ciertas circunstancias y para determinados productos, fundamentalmente por el considerable ahorro en transporte, impuestos y aranceles. Así podemos ver que una marca de moda americana que traslada la elaboración de sus pantalones vaqueros- jeans- básicos desde el Gran Dragón Chino a México puede mantener o incluso mejorar ligeramente su margen, aun sin tener que comercializarlos a un mayor precio. Para el mercado europeo, los costos unitarios siguen siendo más bajos cuando se produce en Bangladesh, pero la relocalización de China a Turquía ya es económicamente posible y aconsejable.

No obstante, relocalizar la producción a Alemania, Francia o USA no supondrá un automático punto de equilibrio. Esto significa que, si bien es atractivo desde la perspectiva del costo en destino que la producción se acerque, es menos viable y beneficiosos que la producción de prendas de vestir vuelva a ser estrictamente local.

Versatilidad y rapidez para restablecer margen.Neorelocalizacion equilibrio entre costo y velocidad-gabrielfariasiribarren.com

Está muy claro que todos estos argumentos esgrimidos constituyen sólidas bases iniciales para pasar a la acción y explorar la posibilidad de la producción de moda en cercanía. Las decisiones estratégicas sobre el futuro de la producción de cada tipología de producto deben fundamentarse en dos criterios básicos: la disminución de los costes al producir en cercano y el valor comercial que se genera al reducir los plazos de entrega y propiciar una llegada del producto al mercado más ágil y rápida.

Para los artículos de tendencia, una veloz llegada al mercado aporta un altísimo valor comercial. A medida que una marca distribuye más rápidamente sus artículos a sus tiendas, genera la posibilidad de testear y escalar más estilos durante una misma temporada. No sólo podrá incrementar los volúmenes de ventas y las tasas de venta, sino que además logrará reducir los niveles de inventario y mitigar la reducción de márgenes resultantes de los descuentos y las liquidaciones.

La producción en cercanía se vuelve aún más atractiva si se contemplan las mayores tasas de venta a precio completo. Indudablemente, esto es posibilitado por el sistema de la pronto moda o fast fashion y el ultra fast fashion.

Nota: la reducción de los márgenes es el mayor inconveniente que tienen las marcas y el retail de la moda actualmente. Lo hemos analizado en profundidad en este post anterior – Neorelocalización de la moda: rapidez y agilidad para compensar la pérdida de margen – y Silvia Riera lo hace con agudeza en esta nota: ¿Menos margen para la moda? Bangladesh presiona aún más a los gigantes del sector.

El aumento de la venta compensa un mayor costo en cercanía.

Según el reporte analizado, un aumento de 5 puntos porcentuales en las ventas compensaría los mayores costos de mano de obra en cercanía. Si bien los costes se están igualando, una exigencia previa para alcanzar la meta, como explicaremos a continuación, es aumentar la capacidad de producción en los mercados de cercanía y en la industria local.Neorelocalizacion equilibrio entre costo y velocidad-gabrielfariasiribarren.com

Para tomar una decisión estratégica, el análisis previo necesario estará enfocado en la combinación entre los costos de elaboración en cercano y el valor comercial añadido al reducir los plazos de entrega estilo a estilo.

La primera etapa es calcular el incremento de venta solicitado para alcanzar el punto de equilibrio de la producción en cercanía basado en la capacidad de la mano de obra, los costes laborales y el precio final de la prenda. Por ejemplo, un artículo complejo que necesite unos 60 minutos de trabajo manual requeriría un significativo aumento de 6,1 puntos porcentuales de la tasa de venta a precio completo para alcanzar el margen de equilibrio si su fabricación se moviera de China a cercanías de USA. No obstante, para una prenda básica que requiere menos mano de obra, la relocalización a cercanía del mercado americano se haría bajo un costo competitivo en comparación con el de China, sin necesidad de mejoras adicionales en el ratio de venta.

La segunda etapa comienza al analizar la viabilidad de alcanzar el punto de equilibrio sobre la base de las ventas y la volatilidad histórica, en las que una mayor volatilidad histórica implica un mayor margen de mejora y una ventaja adicional por el aumento de las ventas.

¡La neo-relocalización ya está lanzada!

Cuando McKinsey consultó a los directivos de las organizaciones líderes del sector respecto de la planificación para trasladar producciones en cercanía a los mercados de comercialización, incluso los “players” con volúmenes más bajos de fabricación en cercano en la actualidad, presupuestaron un traslado de más del 10% del volumen total del abastecimiento hacia estos orígenes. ¡Neo-relocalización en toda regla!

Como analizaremos en el próximo post, a la perspectiva de una mayor rentabilidad hay que enfrentarla a las ventajas y a la problemática específicas de cada país. Además, deben tenerse en cuenta los mayores costos internos derivados de la adopción de un modelo de aprovisionamiento más complejo con un mayor número de países de origen”.

¡Aquí nos volveremos a encontrar para seguir analizando la «neo relocalización de la moda»!

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here